Un proyecto de coeducación para avanzar hacia la igualdad: Análisis de la violencia escolar desde la perspectiva de género

Artículo publicado en el boletín de la Secretaría de la Mujer de Ustea

Enrique Vélez González es Maestro del Colegio Público «Moreno y Chacón» de Ayamonte (Huelva).

En el curso 2003-2004 me planteé la necesidad de
llevar a cabo un Proyecto de Coeducación profundizando
en la violencia de género, dentro de la convocatoria de la
Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía
de Proyectos de Coeducación (Orden 16 de Julio de 2003,
BOJA 151 de 5 de Agosto de 2003).

Como reflexión previa y concreción del Proyecto
realicé los planteamientos que presento a continuación y
que constituyen parte del formato del mismo.

El concepto de violencia de género se refiere a
cualquier acto de violencia que se ejerce contra la mujer
por el simple hecho de serlo y que tiene como resultado un
daño físico o psicológico, pudiendo ocurrir tanto en el
ámbito público como en el privado. Esta violencia está
reforzada por los estereotipos culturales que permiten su
uso, individual o en grupo para establecer un sistema de
control sobre las mujeres. Sin embargo, no existe conciencia
social acerca de la gravedad de este problema. El
sensacionalismo de los medios de comunicación, cuando se
publica (prácticamente cada día) una agresión hacia las
mujeres, narcotizan los sentimientos de rechazo y
contribuyen a ocultar e invisibilizar este problema. Esta
minimización de las consecuencias constituye un
mecanismo que perpetúa este problema e impide
su erradicación. A ello contribuyen excusas como
que el agresor es un psicópata, un alcohólico
o un marginado, cuando no existe ningún
estudio riguroso que demuestre asociación
entre estas características y la violencia
de género; que la víctima es masoquista,
cuando los estudios demuestran que
sólo un 19% de ellas tenían
antecedentes psiquiátricos; o se
pretende justificar por el contexto
de exclusión social cuando la
violencia hacia las mujeres se da
en todas las clases sociales o
rodeándola de una aureola
romántica como que «asesinó a
su novia en un ataque de celos».

También se relativiza su
importancia afirmando que toda
la sociedad está afectada por la
violencia cuando existen en
datos que demuestra la
desproporción de la violencia de
género. Sólo un 2% de los
hombres son maltratados por su
pareja, un 23% de parejas tienen
violencia cruzada (ambos se
maltratan), mientras que un 75% de
los casos de violencia en la parejas es
el hombre el que maltrata a la mujer.

En general, no se asocia la violencia a la educación
sexista, responsable de los papeles asignados a los hombres
(poder, fuerza y control) y a las mujeres (subordinación,
debilidad y sumisión).

Artículo completo - 239.4 KB

Artículo completo
2 páginas

Por Enrique Vélez González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *