Resolución de conflictos y aprendizaje emocional: Una perspectiva de género. Un libro de Genoveva Sastre y Montserrat Moreno

Autoras: Sastre, Genoveva y Moreno, Montserrat

Resolución de conflictos y aprendizaje emocional: Una perspectiva de género.
Barcelona: Gedisa
(2002)
ISBN: 84-7432888-8
Pàginas 286


En esta obra se evidencia como, en una realidad inmersa en los avatares de la globalización, los problemas de convivencia que vive la infancia y la adolescencia apenas tienen eco en los centros escolares. La perpetuación de un currículum donde los aprendizajes emocionales siguen ignorándose, necesita de nuevos planteamientos que revisen los contenidos curriculares, las relaciones educativas y los procesos de enseñanza. Así, tras una revisión de diferentes estudios e investigaciones, las autoras realizan propuestas pedagógicas—para la educación primaria y la educación secundaria—que permiten integrar el conocimiento emocional y el aprendizaje de la resolución de conflictos.

La obra de Genoveva Sastre y Montserrat Moreno resulta oportuna en un momento en que los debates políticos y educativos alertan sobre los problemas de convivencia que se observan en los contextos de vida de niñas y niños, de adolescentes que, presionados por un currículum desvinculado de su realidad, se esfuerzan en la carrera por realizar unos aprendizajes que, supuestamente, les servirán para ir superando las constantes pruebas selectivas que la vida pública va imponiendo. Sin embargo cabe preguntarse porqué, en este proceso, el aprendizaje emocional ha estado y está ausente de los contenidos curriculares, y cuáles son las consecuencias tanto en el establecimiento de relaciones con las/los iguales y el mundo adulto, como en el desarrollo y socialización en los diferentes contextos de vida.

Las respuestas de las autoras a estas cuestiones son fruto de una revisión de las investigaciones existentes sobre desarrollo emocional, así como de las propias investigaciones sobre resolución de conflictos y sobre las interacciones entre procesos cognitivos y emocionales. Las conclusiones de los estudios -teóricos y prácticos- se recogen en la primera parte de la obra, donde ponen de manifiesto la dicotomía entre un mundo masculino -universo de lo colectivo y racional-, y un mundo femenino -universo de lo individual y afectivo-, evidenciando como la enseñanza se decanta por lo público, lo científico y lo cognitivo, y no tiene en cuenta lo privado, lo cotidiano y lo afectivo. Sin embargo, también se pone de relieve como el alumnado atribuye un escaso significado a sus aprendizajes escolares cuando se le plantea la resolución de los conflictos en la vida cotidiana, otorgando a los conocimientos del ámbito privado mayor utilidad para su resolución. Se visibiliza, de esta forma, la necesaria revisión de qué se enseña en las instituciones educativas, para proponer otras alternativas. En palabras de las autoras la solución pasa por la integración de los saberes -del conocimiento de las materias curriculares y del conocimiento emocional-, pero también de cómo se enseña, frenando el intervencionismo docente para adoptar una actitud observadora y aprender las formas de pensar y sentir del alumnado. Desde esta perspectiva, en la segunda y tercera parte de la obra, se realizan propuestas pedagógicas centradas en un conjunto de actividades para el aprendizaje emocional y la resolución de conflictos en la enseñanza primaria -cuya finalidad es la aproximación al mundo de los sentimientos y de los conflictos-, y en la enseñanza secundaria -que profundiza en la concienciación de los derechos y deberes, y en la amplitud de perspectivas con que enfocar las relaciones y los conflictos-.

La virtud de las aportaciones que se realizan en esta obra es el ofrecer un espacio para pensar la educación desde una perspectiva de género. No se ofrecen fórmulas mágicas, ni se pretende prescindir de las actuales materias curriculares o proponer nuevas materias. Simplemente se debe se consciente de la necesidad de eliminar los velos que desvirtúan la mirada y que ignoran el verdadero valor de la complejidad educativa. Se trata, en definitiva, de mostrar lo invisible y de revisar y reformular las políticas y la legislación educativa, pero también las actitudes y los valores que orientan las prácticas cotidianas.

Acerca de las autoras del libro

Genoveva Sastre y Montserrat Moreno son profesoras del Departamento de Psicología Básica de la Universidad de Barcelona (España). Fueron impulsoras del primer centro dedicado exclusivamente a la investigación en psicología aplicada a la educación del Ayuntamiento de Barcelona (IMIPAE), centro que dirigieron hasta 1989. En su trayectoria los trabajos relacionados con el género han estado presentes en relación con el aprendizaje y el desarrollo cognitivo, afectivo y moral.

Acerca de la autora de la reseña

Isabel Carrillo Flores. Doctora en Pedagogía por la Universidad de Barcelona. Actualmente profesora titular en la Facultad de Educación de la Universidad de Vic (España). Integrante de los grupos “Mujer y Sociedad” -Centro de Estudios Interdisciplinares de la Mujer-, y “Grupo de Investigación Educativa” -Facultad de Educación-. Forma parte de las redes temáticas universitarias “Educación en Valores” y “Mujer y Culturas”. Es asesora de la Revista “Senderi: Educación en Valores”, y de las colecciones de la editorial Eumo “Caja de Pandora” e “Intersecciones”. Dirige el proyecto de Cooperación Educativa con Centroamérica (Guatemala y Nicaragua). Sus investigaciones y publicaciones se centran en temas pedagógicos relacionados con la reflexión ética y temas afines -educación y derechos humanos, diversidad cultural, género…-.

Isabel Carrillo Flores
Facultat d’Educació de la Universitat de Vic
Grup de Recerca Dona i Societat -Centre d’Estudis
Interdisciplinaris de la Dona de la UVic
Dirección: C/Sagrada Familia, 7. 08500 Vic (España)

E-mail: isabel.carrillo@uvic.es

Más información e índice del libro


Reseña de Isabel Carrillo Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *