Las investigadoras feministas exigen una carrera sobre Estudios de las Mujeres

La Asociación Universitaria de Estudios de las Mujeres (AUDEM), donde se agrupan investigadoras de la gran mayoría de las universidades españolas, ha firmado un documento en el que se exige “la plena integración” de los estudios de las mujeres, feministas y de género, entre los nuevos títulos universitarios que se están definiendo en España para adaptarse a las directrices europeas.

Las investigadoras vinculadas al feminismo consideran “inaplazable” que uno de los nuevos títulos de grado (como se llamarán las nuevas carreras) sea para los Estudios de la Mujer. “Con esa titulación se podrían formar los nuevos perfiles profesionales que se necesitarán para poner en marcha las políticas de igualdad y que van a requerir una especialización en materia de género”, dice Amparo Pedregal, que era presidenta de AUDEM cuando se redactó el documento que han firmado más de mil investigadoras universitarias. “¿Cómo vamos a pedir a los jueces y fiscales, a los altos cargos de las empresas, a los políticos, que apliquen medidas de igualdad si no tienen formación en ello?”, dicen.

“Además de una necesidad académica y social, se trata de actuar con coherencia política”, explica. “Se han aprobado leyes como la de Violencia de Género, se está tramitando la de Igualdad y el Gobierno ha aprobado un Plan de Igualdad. Con todo ello, sería poco coherente que no llegaran esos cambios al ámbito universitario, donde la sociedad se juega tanto. La LOU [Ley Orgánica de Universidades] nos dejaría otra vez en el vacío”.

El documento con las peticiones se ha enviado a la Secretaría de Estado de Igualdad, al Instituto de la Mujer, y se remitirá al Ministerio de Educación “y a todos los organismos que tengan que decidir sobre esto”. Es “particularmente incomprensible” que en el borrador para reformar la Ley Orgánica de Universidades “no se contemplen las leyes y medidas sobre igualdad entre hombres y mujeres” que se han ido aprobando en esta legislatura, explica el documento. La LOU recoge en su disposición adicional undécima el “impulso” de las universidades a la “promoción de la igualdad de hombres y mujeres en el ámbito universitario”.

Pedregal dice que algunas de esas medidas feministas adoptadas por el Gobierno van “poco a poco” y advierte de que el hecho de que exista una ley “no quiere decir que haya conexiones objetivas para que se cumpla. Hay que arropar las leyes con soportes financieros y voluntad política”.

Las investigadoras feministas, que consideran “irrenunciables” estas peticiones, creen que “no se puede dejar pasar esta oportunidad”. “Llevamos ya muchos años trabajando en esto, y hay más de tres siglos de tradición intelectual del pensamiento feminista, el mundo va cambiando y la universidad sigue siendo un reducto impermeable”, lamenta Pilar Ballarín, directora del Instituto de la Mujer en la Universidad de Granada. Ballarín ya está “acostumbrada” a la invisibilidad de la mujer en el mundo académico, pero es optimista: “Creo que los políticos tienen interés en actuar, pero deben intervenir en el ámbito universitario. La autonomía universitaria a veces impide que se intervenga, pero creo que eso se podría revisar; hay compromisos sociales”, añade.

Desde la Universidad Jaume I de Castellón, la profesora de Derecho Constitucional Asunción Ventura insiste en que “la Ley sobre Violencia de Género recoge la obligación de que estos asuntos tengan reflejo en el ámbito universitario”. “No nos hacen un favor a nosotras, sino a la formación de los alumnos, que serán las clases dirigentes en el futuro”, asegura.

La declaración que han firmado estas universitarias recoge el sentir y las conclusiones de numerosos congresos donde han participado más de 60 asociaciones feministas del ámbito académico. “Hay muchos grupos y muchas tendencias, pero hemos unificado criterios”, dice Ventura

Amparo Pedregal, historiadora de la Universidad de Oviedo, recuerda la larga trayectoria del feminismo en España y lo “bien considerado” que está en Europa el trabajo que desarrollan, a pesar, dice, de contar con “menos infraestructuras” que sus colegas comunitarias.

Una sola mujer en la comisión de expertos que analiza los nuevos títulos

El Consejo de Ministros aprobó el año pasado 53 medidas para la igualdad de género. Algunas de ellas, para su adopción en el ámbito académico; por ejemplo, la que obliga a garantizar el mismo número de hombres y mujeres en los comités de expertos que toman decisiones sobre alguna materia. ¿Cuántas mujeres hay en la comisión de expertos que analiza la reordenación de las nuevas carreras universitarias? Una, la académica Carmen Iglesias. Acompañada de siete hombres. A esta comisión se suman también los cuatro presidentes de las subcomisiones encargadas de los títulos universitarios por cada disciplina académica. Son todos hombres: había una mujer, Araceli Maciá, pero ha sido sustituida porque ya no es rectora. Y por último, forman parte también el secretario de Estado de Universidades, Salvador Ordóñez; la directora general de Universidades, Carmen Ruiz-Rivas; la secretaria general del Consejo de Coordinación Universitaria, María Antonia García Benau, y los dos vicepresidentes del Consejo, ambos hombres. Muy lejos de la paridad.

“Hemos intervenido poco en esos nombramientos, lo propusieron las comunidades autónomas y la comisión académica (del Consejo universitario), y eso fue antes de la orden ministerial. Lo lamento mucho. Intentamos recoger lo de la paridad pero con tan pocas rectoras a veces se hace difícil para formar algún comité”, explica el secretario de Estado de Universidades, Salvador Ordóñez. “Pero son todos expertos indiscutibles”. Ordóñez recuerda que él ha creado la Oficina de Mujer y Ciencia, y señala “el esfuerzo decidido” de su secretaría para impulsar los asuntos de paridad. “No lo intentaremos, lo haremos posible, estoy convencido y decidido a impulsarlo, creo que es muy bueno; es un derecho, hay que ir a más, incluso a la discriminación positiva”, asegura Ordóñez.

Pero, por ahora, la presencia de mujeres en estos órganos de decisión académicos es casi imperceptible. En las subcomisiones por disciplinas académicas formadas en el Consejo universitario hay que mirar con lupa para encontrar una mujer. Entre otras cosas porque son miembros del Consejo los rectores españoles (todos hombres, salvo cuatro), algún consejero o director general de Universidades de las comunidades autónomas (la mayoría hombres) y un grupo de senadores y diputados, casi todos hombres. En total hay cuatro mujeres y 81 hombres.

La secretaria general del Consejo de Coordinación Universitaria explica que ellos recomiendan que se incorporen mujeres, pero que en el caso de la comisión externa (siete hombres y una mujer) fueron las comunidades y los rectores los que propusieron. “Ellos proponen a quienes consideran, los consejeros toman sus decisiones”. Entre los elegidos por el Gobierno para el resto de las comisiones “hay siete hombres y tres mujeres”, justifica García Benau. A ella, “por supuesto”, le gustaría que hubiera más en la comisión externa. A pesar de ello, opina que se están “dando pasos adelante”. También la académica Carmen Iglesias, la única entre ocho, “echa de menos alguna otra presencia femenina”.

Algunas medias para llevar la igualdad del sexo a las aulas

Las investigadoras feministas recuerdan que las mujeres son “la mitad de la humanidad y más de la mitad de la población universitaria”, mientras que la Universidad sigue sumida en un “discurso androcéntrico”.

Enviar Recomendar Corregir Estadísticas Versión en PDF Versión sólo texto Aumentar, reducir tamaño del texto

Las investigadoras que han firmado la declaración para que los estudios universitarios europeos cuenten con la aportación “de más de tres siglos de tradición intelectual del pensamiento feminista” señalan, además de la creación de una carrera específica sobre estudios de las mujeres, una serie de reclamaciones que se han de asumir “de manera inaplazable”. Son éstas:

-  Inclusión de asignaturas obligatorias que introduzcan los estudios de género en las distintas disciplinas, además de las materias optativas y de libre elección que ya existen.

-  Asegurar que la perspectiva de género y la igualdad impregnan todas las disciplinas académicas, del mismo modo que se hace con la paz o la ecología; es lo que se llama transversalidad.

-  Incluir un máster y un doctorado con la misma denominación para todas las universidades españolas: posgrado en Estudios de las Mujeres, Feministas y de Género. Después, las universidades incorporarían sus propuestas concretas.

-  Creación de un Área de Conocimiento sobre estos estudios en cada universidad.

-  La inclusión en los estudios universitarios será considerada un criterio de calidad por la Agencia Nacional de Evaluación y Calidad.

-  Procurar la correspondiente formación del profesorado tanto en los estadios iniciales como de manera continua.

-  Incorporar a personas expertas en esta materia a los diferentes ámbitos científicos y organismos públicos vinculados a la organización y desarrollo de la docencia, así como a los dedicados a la concesión y evaluación de los proyectos de investigación.

La investigación sobre feminismo y estudio de género se ha canalizado tradicionalmente a través de los cursos de doctorado (una vez finalizada la carrera) o de asignaturas de carácter voluntario

Fuente: El País

La educación en el nuevo milenio. Guipuzcoa 2020

1. INTRODUCCIÓN

• Elaborar un trabajo en relación al modelo de educación del nuevo milenio concretándolo
para el territorio histórico de Gipuzkoa en el horizonte del 2020, además de tarea complicada
es perfectamente inútil, pues es imposible predecir la evolución de nuestra sociedad
en este período.

• Por otra parte, permanecer insensibles ante el cúmulo de acontecimientos y cambios que
se vienen produciendo, anclados en nuestros criterios tradicionales, sin analizar las consecuencias
que se derivan para el proceso educativo, es una actitud insensata y suicida,
que dice muy poco de una sociedad responsable que encara con ilusión su futuro.

• Entre estos dos ámbitos de reflexión presentamos el presente trabajo que trata de analizar
los principales fenómenos sociales actuales, que se recogen en múltiples estudios
especializados, así como las consecuencias que se vislumbran para el proceso educativo,
pero por encima de estos análisis, trata de llamar la atención sobre la necesidad de
no limitarse a contemplar los acontecimientos, sino de asumir una actitud de protagonismo
histórico que como sociedad consciente y como estamento educativo nos corresponde.

• En la misma misión definida para Mondragon Unibertsitatea se asume un “compromiso
de transformación de la sociedad”. Esta actitud significa mucho más que adaptarse a los
nuevos tiempos; exige provocar cambios señalando la dirección o por lo menos, orientar
y conducir los cambios hacia la superación de los actuales desequilibrios sociales, basado
en principios por los que se debe regir un justo y solidario orden social.

• Ya nadie duda de que nos enfrentamos a cambios sociales revolucionarios que van a
conformar un NUEVO SISTEMA, un nuevo modelo de sociedad, desconocido y diferente del
actual, con profundos cambios estructurales, que creará un nuevo equilibrio inestable y
dinámico. En el apartado 2 de este trabajo señalaremos algunos de los factores que provocan
el cambio.

• Las consecuencias de estos cambios en el modelo de educación, o mejor dicho, el posicionamiento
educativo necesario para afrontar conscientemente estos cambios, requiere
una profunda modificación estructural interna que responda a nuevos: contenidos educativos,
objetivos, métodos y sistemas organizativos. Se trata de abordar una auténtica
RECONVERSIÓN del modelo educativo para que, al igual que otras estructuras sociales,
se enfrente a las exigencias de la nueva sociedad. En el apartado 3 analizaremos algunas
de las consecuencias que se derivan y algunos de los cambios necesarios.

• Muchas veces se habla de cambios y de exigencias de la nueva sociedad pero se actúa
con un doble rasero. Por una parte las declaraciones verbales nos sitúan en posiciones
avanzadas, mientras que en nuestra actuación concreta nos limitamos a mantener nuestras
posiciones tradicionales e incluso, ofreciendo profundas resistencias al cambio. En el
apartado 4, hablaremos de las ACTITUDES ante el cambio.

• Una transformación social de la actual envergadura no se puede realizar dejando que
cada persona o estamento se enfrente en solitario y en función de su mayor o menor
sensibilidad. Es preciso configurar una “voluntad compartida” para afrontar los cambios,
conscientes de que el estamento educativo no tiene exigencias económicas equiparables
a las de las empresas productivas que le “saquen del mercado” si no responde a
los parámetros de la competencia. La dimensión de Euskadi y en particular de Gipuzkoa,
ofrecen un marco adecuado para conformar esa “voluntad compartida”, que ayude a
evolucionar a todo el sistema.

• La proximidad y el conocimiento mutuo, la voluntad compartida, el entorno de la Comunidad
Autónoma del País Vasco y de Gipuzkoa como territorio singular y la dimensión suficientemente
importante y manejable, ofrecen un marco incomparable para iniciar procesos
de cambio.

• El sector educativo está muy condicionado a la iniciativa pública y la actitud proclive de
los estamentos públicos que cuenten con la colaboración decidida de todo el sistema,
puede ayudar extraordinariamente a iniciar un importante proceso evolutivo. En el apartado
5 se proponen algunas ideas de actuación en esta materia que se ceñirán inicialmente
al ámbito de la enseñanza superior.

• Por último, en el apartado 6, se realiza un breve resumen, a título de conclusión, del
contenido del informe.

• Es preciso señalar que el presente trabajo no pretende ser un detallado análisis de los
fenómenos sociales actuales. Hay muchos estudios de esa naturaleza que se pueden
aportar como referencias bibliográficas perfectamente documentadas. Trata más bien de
llamar la atención de las principales transformaciones de la actual sociedad y de movilizar
las voluntades, para iniciar procesos de transformación interna que conformen la
“voluntad compartida” conscientes de que “nadie se salva en solitario” y que es necesario
el esfuerzo conjunto para servir adecuadamente a la sociedad a la que nos debemos todos.

La educación en el nuevo milenio. Guipuzcoa 2020 - 301.3 KB

La educación en el nuevo milenio. Guipuzcoa 2020

Diario de la asignatura de Transición a la vida adulta y activa

Angel Sáez profesor del IES El Álamo, para la asignatura de “Transición a la vida adulta y activa” ha utilizado el formato blog para trabajar en la asignatura. Es sin duda una buena experiencia de trabajo en el aula utilizando las TIC que os invitamos a conocer.

El contenido de la asignatura puede resultar clave desde la perspectiva de educación en valores.

Ángel Sáez ha presentado el blog en Edublogs2007

-  Ver el vídeo

Eso no se hace, eso no se toca

PADRES Y MADRES no deberían tener miedo a ejercer su autoridad sobre sus hijos

Corren unos tiempos verdaderamente difíciles para la relación de madres y padres con su descendencia. Quizás esto haya sido dicho para cada una de las generaciones que han existido, pero preocupa sobremanera la situación actual. No porque los niños de ahora sean más complicados, nazcan sabiendo más y aprendan las cosas más deprisa, sino porque los padres y las madres, ante el miedo a ser catalogados como autoritarios – más que a serlo, porque muchas veces siguen siéndolo, a parecerlo-, dejan de ejercer cualquier tipo de autoridad sobre sus hijos. Tanta es la responsabilidad, que siempre ha sido difícil hacer de madre y de padre, y más ahora, que se desestima la receta tradicional y no hay cursos estandarizados para revisar los modelos.

En este aspecto nada ha cambiado, se aprende sobre la marcha y la vía autodidacta continúa; eso sí, una vía autodidacta acorde con nuestros tiempos. Además de la experiencia personal como hijo, quien más, quien menos, ha leído algún libro sobre este tema, tiene en casa dos o tres revistas y ha visto con interés más de un programa de tele con debate incluido, amén de conversaciones varias con amigos, conocidos y compañeros de trabajo sobre los problemas que cada cual tiene en su casa con su tan querida, buscada, deseada y cada vez más pagada descendencia.

Ha cambiado la importancia que ahora damos al hecho de ser padres, porque los niños, como bien escaso, son muy importantes en nuestra sociedad. Importancia que choca de plano con las posibilidades que se tienen en general – por horarios, cargas hipotecarias, desplazamientos varios con retenciones habituales…- para dedicarse a los hijos. Gastamos en criarlos más que nunca, pero se acrecienta la mala conciencia por todo aquello que nuestro estilo de vida nos impide ofrecerles de nosotros mismos. También ha cambiado la de manos distintas y criterios dispares por los que pasan los niños a lo largo del día – profesores en plural, de escuela o de actividad extraescolar, canguros, abuelos u otros familiares, algún que otro terapeuta, horas de televisión indiscriminada y padres juntos o por separado-.

Ha cambiado en la familia, a la par que lo ha hecho en la sociedad en general, el papel de la autoridad. La autoridad es criticada y cuestionada – ejercicio sanísimo donde los haya si se ejerce sin menoscabar los derechos democráticos-, pero no es de la autoridad sino del autoritarismo, del abuso y del mal ejercicio del poder de lo que hay que huir. Algo falla si los padres reconocen – y piden auxilio a profesores y terapeutas- que son los hijos – de cualquier edad- los que mandan en casa. Algo falla cuando, por poner un ejemplo de lo que ocurre en lugares públicos, vas al acuario de Barcelona y resulta que la barra de seguridad que hay delante de las vitrinas, y que no se puede traspasar, no es un impedimento para que los niños – que van en familia: no van solos ni es una excursión escolar, y no un niño sino la mayoría- se salten la prohibición una y otra vez sin que de la boca de sus padres y madres salga ni una sola observación que no tenga que ver con lo bonitos que son los peces de colores.

No sé si es sólo el miedo a parecer autoritarios, un gran cansancio, el solo deseo de hacerlo distinto – y mejor- que nuestros progenitores o un desconcierto más profundo lo que ha hecho abdicar a la mayoría de los padres de una parte del ejercicio activo de su papel. Hablando claro, ya no decimos, y deberíamos hacerlo: “Niño, eso no se dice, eso no se hace, eso no se toca”.

Fuente: La Vanguardia

Estándares de competencias en TIC para docentes

“Las Normas sobre Competencias en TIC para Docentes constituyen un instrumento que ayudará a los encargados de la elaboración de políticas de educación y la preparación de planes de estudios a planear el uso de las tecnologías de la comunicación y la información”, dijo el Director General of UNESCO, Koichiro Matsuura. “Estas normas, que comprenden módulos susceptibles de facilitar a los encargados de la formación de docentes la tarea de establecer un orden de prioridades y de concebir planes de estudios adaptados a las exigencias y los recursos específicos correspondientes, tienen en cuenta la idea de la UNESCO de que son los países quienes en definitiva deben asumir la responsabilidad del planeamiento de educación”.

Las normas se presentan en tres documentos: en el primero, denominado Marco de políticas, se exponen los motivos del proyecto, así como su estructura y enfoque; en el segundo, titulado Módulos de normas de competencias, se combinan los componentes de la reforma de la educación con varios enfoques en materia de políticas, a fin de crear una marco de conjuntos de competencias para los docentes; y en el último, Directrices para la aplicación, se proporciona un programa detallado de las competencias que deben adquirir los docentes dentro de cada conjunto de competencias o módulo.

La idea de elaborar estas normas surgió de la comprobación de un hecho: disponer de ordenadores en las aulas de clase no es suficiente de por sí para garantizar que los docentes sean capaces de transmitir a los alumnos las competencias que éstos necesitan para el trabajo y la vida diaria en el siglo XXI. Por eso, las normas no se limitan a abordar las competencias en TIC, sino que van más allá y examinan dichas competencias a la luz de las novedades pedagógicas, de los planes de estudios, de la organización de los centros docentes y de las necesidades de los profesores que desean mejorar la calidad de su trabajo y la capacidad de colaborar con sus colegas.

Estándares de competencias en TIC para docentes - 650.8 KB

Estándares de competencias en TIC para docentes

Aprende libre: software libre y educación en Ecuador

La Unión Nacional de Educadores con su Proyecto Navegar y un grupo de Usuarios de Software Libre en el Ecuador se han unido para difundir el Sistema Operativo GNU/Linux.

Si eres maestro, usuario de Software Libre o interesado en aprender; te invitamos a participar en Aprendelibre. Se iniciaron las actividades en agosto del 2005 y desde esa fecha a la presente se organizan reuniones quincenales, fruto de lo cual se ha ido incrementado el número de participantes, se ha creado el dominio la página web como también una lista de correo que ha tenido gran acogida.

Se ha establecido también un Convenio entre la Municipalidad de Cayambre y la UNE para capacitar a los docentes en el uso de las computadoras.

Puedes suscribirte a la Lista de Correo para que envíes y recibas mensajes sobre Educación Ecuatoriana, GNU/Linux y Software Libre

La participación interactiva está abierta para todos ingresando en el Wiki lugar en el cual se ubican los aportes de todos quienes desen colaborar

Deporte y educación

Se sugiere la forma de afrontar un adecuado desarrollo de este tipo de deporte y se advierte de la oposición que se puede encontrar de ciertas estructuras .deportivas y políticas., debido a la influencia de intereses que, incluso, son ajenos a los propios destinatarios de la actividad: los alumnos. También se señala la importancia de su objetivo .la educación. y se resalta que la responsabilidad de proporcionarla recae en la escuela.

Revista de Educación, Ministerio de Educación y Ciencia de España. Número 335 17-5-07

Artículo completo - 217.8 KB

Artículo completo
16 páginas

Cuestionario sobre intimidación y maltrato entre iguales en las aulas.

Cuestionario elaborado por la Universidad de Sevilla para el alumnado y el profesorado con el objetivo de conocer cómo son las relaciones que se entablan entre los chicos y chicas jóvenes y facilitar la detección del maltrato.

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN SOBRE INTIMIDACIÓN Y MALTRATO ENTRE ESCOLARES (SEC95-0659 PLAN NACIONAL I+D)
CUESTIONARIO PARA PROFESORES

Cuestionario Alumnado - 19.5 KB

Cuestionario Alumnado
Cuestionario Profesorado - 11 KB

Cuestionario Profesorado

Fuente: Averroes