Educar en la diversidad

Laertes, S.A. de Ediciones
Colección Rey de Bastos – 45
ISBN 978-84-7584-563-0
16 €
152 páginas, publicado el 07/09/2005

Mujeres y educación en la era digital: ¿nuevas oportunidades para la igualdad?

Las mujeres tienen una difícil relación con el mundo de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y ello se constata en el hecho de que muy pocas trabajan en el campo de la informática (tanto en la industria como en la educación). Esta situación viene derivada del hecho de que su socialización previa con el mundo de las TIC es menor que la de los varones y que ha sido un campo desarrollado básicamente con los criterios y preocupaciones de los hombres.
No obstante, en los últimos años se han producido avances considerables en el acceso de las mujeres a la informática como disciplina y como usuarias, sobre todo desde la aparición de Internet y las nuevas condiciones de trabajo que ello ha supuesto.

En el mundo de la educación, las TIC también se han ido abriendo paso con cierta dificultad en los últimos tiempos y se nos han presentado nuevos escenarios donde tenemos que trabajar con niñas y mujeres que tienen diferentes experiencias, expectativas y posibilidades de uso de la informática a las de los varones. Ello nos lleva a pensar en este campo de trabajo desde perspectivas diferentes si queremos que la igualdad de oportunidades sea real, también para las mujeres y también en el campo de la educación.

Informe de Unicef: Un panorama del bienestar infantil en los países ricos

Los niños británicos y estadounidenses se encuentran entre los que peor viven del mundo industrializado, según revela el Informe Innocenti Pobreza Infantil en Perspectiva: Panorama del Bienestar Infantil en Países Ricos, elaborado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en 21 países industrializados. España ocupa el quinto lugar en bienestar infantil.

El puesto más alto lo ocupa Países Bajos, seguido de Suecia, Dinamarca, Finlandia, España, Suiza y Noruega. Reino Unido ocupa el peor lugar de la lista. Destaca también el lugar de una potencia industrial de la importancia de Alemania, que ocupa el puesto decimoprimero. Por tanto, el informe revela que no hay una correlación evidente entre los niveles de bienestar infantil y el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita.

Para llevar a cabo el estudio, el organismo se ha basado en seis categorías: el bienestar material, la salud y sanidad, la educación, las relaciones con los padres, los comportamientos y riesgos a que se enfrentan y la sensación subjetiva de bienestar por parte de los menores.

España es uno de los países en los que la pobreza infantil relativa continúa por encima del 15%
Reino Unido y Estados Unidos figuran en la parte inferior de la lista en cinco de estos seis parámetros. Estados Unidos, concretamente, es el último en el capítulo de salud y sanidad, según se desprende de datos como la tasa de mortalidad infantil, la esperanza de vida al nacer, la inmunización a enfermedades y las muertes y heridas en accidentes.

Reino Unido es el último país respecto a las relaciones con los padres —determinadas por factores como la tasa de padres o madres separados o si las familias hacen juntas la principal comida del día más de una vez a la semana— y en comportamientos y riesgos —medidos por factores como el consumo de desayuno, el uso de drogas o las actividades sexuales—.

España

El informe señala que España es uno de los países en los que la pobreza infantil relativa continúa por encima del 15%, junto a Portugal e Italia (entre los países de Europa Meridional) y Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda (entre los países anglosajones).

En la dimensión educativa, y entendiendo como tal el rendimiento escolar y la permanencia en el sistema educativo, Grecia, Italia, España y Portugal ocupan los cuatro últimos puestos de la clasificación. En el caso español, según Unicef, esta posición en la tabla responde a los bajos niveles de rendimiento escolar, ya reflejados en el Informe PISA 2001.

Finalmente, los niños y adolescentes españoles tienen una valoración subjetiva de bienestar muy alta, en términos de percepción de la propia salud y grado de satisfacción sobre su vida. Estas variables, junto a las otras mencionadas, sitúan a España en el puesto número cinco de la clasificación general de bienestar infantil en 21 países.

Fuente: Canal Solidario

Comienza la Década de las Naciones Unidas por la Educación para el Desarrollo Sostenible

En diciembre del 2002 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución 57/254 relativa a la Década de las Naciones Unidas por la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005-2014) y designó a la UNESCO como órgano responsable de la promosicón del decenio.

La Década de las Naciones Unidas por la Educación para el Desarrollo pretende promover la educación como fundamento de una sociedad más viable para la humanidad, e integrar el desarrollo sostenible en el sistema de enseñanza escolar a todos los niveles.

Primer Congreso Internet en el Aula

El Ministerio de Educación y Ciencia, Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Entidad Pública Empresarial Red.es, y las Consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas han desarrollado esta acción formativa sin precedentes en España.

Conocedores de la importancia que, en este siglo, tienen ya las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la Sociedad en general y en el mundo educativo en particular, se ha querido poner en marcha esta iniciativa que pretende no sólo incidir en la formación del profesorado en este campo, sino también crear espacios donde la reflexión y el intercambio profesional sean una constante más allá de la propia duración del Congreso. Internet ha evolucionado y creemos que debe convertirse también en un facilitador en el desarrollo profesional del profesorado.

Podrás acompañarnos en dos modalidades diferenciadas pero que nacen con intención de convergencia:

A través de la modalidad virtual (del 1 de abril al 30 de octubre) podrás ser parte de espacios de reflexión y debate, conocer nuevas experiencias de compañeros/as, aportar tu propia experiencia que por muy modesta que te parezca seguro que es útil para muchos/as y participar en los talleres formativos.

También contaremos con un Congreso presencial durante los días 26, 27 y 28 de junio. Ponencias, experiencias y actividades tendrán lugar de forma simultánea en cuatro sedes diferentes: Madrid, Barcelona, Granada y Santander. El número de plazas es limitado, ¡preinscríbete lo antes posible!

Y recuerda, que sobre todo, este Congreso nace con la especial esperanza de que TÚ seas también protagonista.

OBJETIVOS

El objetivo general del Primer Congreso Nacional Internet en el Aula es favorecer la sensibilización de la comunidad docente española (Infantil, Primaria, ESO, FP, Bachillerato y Educación Especial) en el uso de las TIC, con el fin de servir de catalizador para acelerar la integración de las nuevas tecnologías dentro y fuera del aula, y, en general, en todos los procesos del centro.

De este modo, se pretende, por una parte, sensibilizar en las potencialidades que las TIC ofrecen como herramientas de mejora de los procesos educativos, y por otra, ofrecer a la comunidad docente criterios, metodologías y herramientas que les posibilite aplicar y transferir las prácticas recogidas al entorno y contexto de su propio centro.

El I Congreso Nacional Internet en el Aula está orientado a concienciar a todos los miembros de la comunidad docente acerca de las ventajas del uso de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo, así como en la gestión de los centros.

Los objetivos principales del I Congreso Nacional Internet en el Aula son:

* Favorecer el uso de las TIC en el ámbito educativo
* Difundir los logros conseguidos por el programa Internet en el Aula
* Facilitar el acercamiento del docente a la Sociedad de la Información y la Comunicación
* Reconocer la figura de los profesores como principales agentes de la innovación educativa a través del uso de las TIC
* Destacar el apoyo que las tecnologías pueden dar a la implantación de los currículos derivados de la Ley Orgánica de Educación
* Ayudar a conseguir las competencias básicas del nuevo currículo con la incorporación de las TIC
* Impulsar la realización de experiencias de buena práctica educativa
* Mostrar la eficacia de las TIC en la mejora del aprendizaje
* Poner en contacto comunidades de docentes interesados en el uso didáctico de las TIC
* Presentar las mejores iniciativas internacionales para la innovación a través del uso de las TIC
* Promover una reflexión generalizada sobre la actividad docente y las necesidades actuales en la educación

FAWE – Foro de Educadoras Africanas

Es una ONG panafricana fundada en 1992 para promover la educación de las mujeres y las niñas
en Africa Subsahariana en línea con la campaña “Educación para todos”.
La red de FAWE está implantada en 32 países y tiene su central en Nairobi (Kenia).

FAWE considera que las desigualdades de género en educación reducen significativamente
el acceso de muchas chicas a la escolarización y a completar sus estudios
en todos los niveles.

El objetivo de FAWE es incrementar el acceso y mejorar la calidad de la educación para las niñas
en el sistema escolar y para las mujeres en la universidad

Dirección de contacto:
FAWE House,
Chania Avenue Off Wood Avenue,
Kilimani,
Nairobi

Mailing Address
PO Box 21394 00505 Ngong Road
Nairobi, Kenya

Telephone
Tel: (254) 20 3873131, 3873351, 3873359
Fax: (254) 20 3874150
Email: fawe@fawe.org

Persona de Contacto: Prof Penina Mlama. Directora Ejecutiva

El hallazgo del concepto de género

Se lamentaba Lourdes Benería, invitada a participar en 1999 en una conferencia del Banco Mundial en París sobre “Gobernanza, equidad y mercados globales” que, a diferencia de lo que sucedía con las otras muchas mesas redondas, la que correspondía a economía de género estaba formada sólo por mujeres. La profesora catalana de la Universidad de Cornell alertaba sobre la ausencia de un auténtico diálogo entre hombres y mujeres en torno a este concepto, a pesar de que James D. Wolfenshon, presidente del Banco Mundial en aquellas fechas, afirmó en la conferencia inaugural que eran necesarios nuevos y radicales enfoques ante los retos del siglo XXI.

La propuesta de debatir y aceptar el concepto de género quizá se considerara entonces un enfoque nuevo y radical, pero constituía ya una seria propuesta de mujeres economistas que analizaban desde los años setenta del pasado siglo el distinto impacto que habían tenido para hombres y mujeres de los países en vías de desarrollo los planes de ajuste estructural propuestos por el FMI y el Banco Mundial . Al mismo tiempo, desde la psicología se insistía cada vez más en poner de manifiesto los procesos mediante los cuales los niños o niñas adquieren las características y las conductas prescritas en sus culturas por hombres y mujeres. Y si bien es cierto que hasta entonces los estereotipos de género se consideraban de origen biológico y evitable, directamente vinculados a diferencias sexuales, con el impacto que tuvieron sobre todo la psicología no sólo el feminismo de los años setenta sino también el movi8meinto a favor de los derechos humanos, los estereotipos felizmente cambiaron y empezó a aceptarse la importancia de la sociedad en la determinación de los roles.

Las implicaciones de género no sólo son evidentes en su relación con la pobreza y el desarrollo, sino con los problemas de la deuda, los desajustes en los mercados laborales, la caída de las tasas de fecundidad y los incrementos de la desigualdad, entre muchísimos más temas. Y aunque tardó algún tiempo, incluso el Banco Mundial -con la salvedad del giro que pueda introducir ahora su presidente neocon, Paul Wolfowitz- ha acabado por contar con el género en la elaboración de sus medidas.

De hecho, basta con seguir las publicaciones más recientes de organismos internacionales como la ONU y la UE para entender su plena aceptación. Por ejemplo, desde la Conferencia de Mujeres de Pekín de 1995 viene abriéndose paso la idea de que se consiguen mejores resultados de análisis y diagnóstico si se aplica el gender mainstreaming o transversalidad, como se ha traducido al castellano con más frecuencia- al análisis, valoración y prospección de la realidad y las políticas públicas. Otro ejemplo son los indicadores de desarrollo de género y de potenciación de género que anualmente se vienen publicando desde 1995 en el informe anual sobre desarrollo humano del PNUD, que, aunque con deficiencias evidentes, ayudan a valorar el impacto de las medidas adoptadas por los distintos gobiernos a favor de la igualdad.

Por todo ello, ante intolerancias publicadas en este mismo periódico (La Vanguardia) sobre el tema he recordado las lamentaciones de la doctora Benería. En primer lugar, porque no existe una definición acabada de género e interesa seguir trabajando la aportación de las numerosas disciplinas del saber que tienen que ver con las personas (historia, antropología, filosofía, ciencias políticas, medicina, psicología, ciencias sociales en sentido lato…). En segundo lugar, porque sólo pueden salir ganando hombres y mujeres con un debate y trabajo de género sensato, abierto, plural y tolerante. Y en tercer lugar, por respeto a la verdad, a la seriedad y a los esfuerzos hechos por las mujeres pioneras en el tema y al trabajo que se sigue realizando y está firmándose en todos los terrenos probados de la ciencia.

Si alguien se preocupó por si, en una feliz carambola, a partir de que el concepto de género fuera aceptado por el mundo académico, en la escuela se acabara enseñando convivencia y ciudadanía, mi consejo desde la humildad y la cotidianidad es que se despreocupe. Ninguno de los males del Apocalipsis que vinculan género a ideologías amenazantes puede ser algo más que la cabeza de serpiente que religiosamente asoma todos los veranos desde la supuesta y helada profundidad de los lagos de la prehistoria. De hecho, después de la aprobación de la ley integral contra la Violencia de Género y del Estatut de Catalunya, capítulo de derechos y deberes incluido, podemos incluso felicitarnos por vivir en una sociedad que reconoce a todas las personas sus derechos de ciudadanía y garantiza su progreso e igualdad. Y las mujeres en concreto debemos alegrarnos de que los textos legales recojan y respeten lo que ya hoy es evidente para que la sociedad avance hacia unas etapas menos permisivas con la violencia y más democráticas. Avance incluso, por qué no decirlo, hacia tiempos menos sectarios y primitivos, más libres y más felices.

Publicado en la Sección de Opinión del diario La Vanguardia