La sociedad educadora

Artículo publicado en el número 26 la Revista Iberoamericana de Educación, monográfico dedicado a la Sociedad Educadora.

Francisco Cajiao es consultor de educación y columnista del diario El Tiempo de Colombia.

Introducción

Hay ya un conjunto significativo de investigaciones que indica con claridad que la capacidad de influencia de la escuela formal en el proceso educativo se ha debilitado de manera ostensible. Esto obedece a tres factores: el desarrollo de los medios de comunicación, que ofrece una amplísima gama de información en todos los campos de la cultura, la ciencia y el entretenimiento; la urbanización acelerada de la población con la consiguiente ruptura de los patrones de organización familiar y comunitaria tradicionales; y la transformación de los procesos de socialización de niños y jóvenes de ambos sexos en el espacio escolar y en las extesiones de un espacio urbano mucho más accesible y atractivo.

Esta pérdida relativa de influencia no significa que la educación formal haya perdido vigencia, o que cerrar las escuelas sea la recomendación más apropiada para la época. Pero ya comienzan a verse superados los educadores por las dificultades que encuentran en relación con su función tradicional de orientadores morales, cuando sus alumnos parecen tener criterios bastante fuertes y diveross a los de ellos, junto a una clara actitud de rechazo hacia el discurso moralizador que hacía parte crucial de la educación escolar vigente hasta finales de los setenta.

En el campo del conocimiento la situación no es diferente, pues al lado de lo que dicen el maestro o el texto escolar está la enorme cantidad de información de la cual disponen los niños, aunque su nivel socioeconómico sea muy precari. Esto varía considerablemente de país a país, y, especialmente, de sector urgano a sector rural, pues la disponibilidad de información muestra una diferencia abismal en uno u otro contexto.

Artículo completo - 152.6 KB

Artículo completo
18 páginas

Por Francisco Cajiao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *