La promoción de la convivencia en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha

1.- La disrupción en el marco de la convivencia escolar

Como sabesmos, se denomina disrupción a un conglomerado de conductas enojosas e inaporpiadas del alumnado que alteran, intencionadamente o no, el desarrollo de las actividades de enseñanza y aprendizaje. La disrupción tien un marcado carácter académico, va contra la tarea educativa propiamente dicha y, en consecuencia, retarda el aprendizaje; sin embargo, también incide negativamnet en el clima del aula y repercute en las relaciones interpersonales.

A pesar de la importancia que el profesorado le concede, y que sin duda algunas posee, la disrupción es sólo un aspecto de la convivencia escolar. De hecho, se trata de una sola de las posibles alteraciones de la convivencia. Pero además, y sobre todo, la convivencia escolar ha de abrordarse en positivo, ha de entenderse como objetivo fundamental del propceso educativo, que conlleva actitudes de aceptación y respeto, prepara la niño y al adolescente para la vida adulta y facilita el clima escolar del aprendizaje.

Así pues, cuando hablamos de convivencia no adptamos un enfoque reactivo, el de quienes pretenden solucionar problemas, sino proactivo, sustentado en dos razones:

-  Por un lado, porque trabajar por la convivencia propueve la creación de un espacio y un cluma que previene la aparición de fenómenos disruptivos, perturbadores y violentos.

-  Por otro lado, porque trabajar la convivencia es un objetivo legítivo y necesario para la escuela

Artículo completo - 149.9 KB

Artículo completo
9 páginas

Por Carlos Ayala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *