La opinión de los profesores sobre la convivencia en los centros

Existe una creciente preocupación en la comunidad educativa y en el
conjunto de la sociedad sobre la violencia que se produce en los centros
docentes. Cada vez con más frecuencia aparecen comportamientos agresivos de
los alumnos que ponen de manifiesto el deterioro que parece existir en las
escuelas: el maltrato entre iguales, el vandalismo de determinados alumnos o
las agresiones a los profesores son noticia en la mayoría de los países
industrializados.

¿Qué sucede en las escuelas? ¿Cuál es el clima de convivencia que existe
en ellas? ¿Cuáles son los principales problemas y cómo se resuelven? Para
conocer la opinión de los alumnos, los padres y sus profesores se han realizado
dos estudios complementarios. El primero de ellos se publicó el 2003 y abordó
la valoración que sobre estos temas hacían los alumnos y sus padres. El
segundo estudio se desarrolla en estas páginas y resume la opinión de los
profesores, lo que a su vez permite la comparación de las respuestas dadas por
los alumnos y sus padres a preguntas similares.

El enfoque principal que ha orientado la encuesta realizada a los
docentes es que la convivencia es más que la ausencia de conflictos, por lo que
es preciso conocer las relaciones que existen en los centros docentes, las normas
establecidas, la participación de los alumnos y la existencia o no de iniciativas
formativas. Al mismo tiempo, es necesario establecer cuáles son los principales
conflictos, el origen de los mismos y su forma de resolverlos. Finalmente, hay
que tener en cuenta que los problemas de los centros no se resuelven
exclusivamente en las relaciones que establecen profesores y alumnos. También
los padres ocupan un papel relevante, ya que el seguimiento educativo de sus
hijos y el clima de convivencia que existe en la familia influyen en el
comportamiento que sus hijos-alumnos desarrollan en la escuela.

El presente estudio se ha realizado a partir de estas premisas y se ha
elaborado principalmente desde la opinión de los profesores.

En algunas preguntas se incluye también el contrapunto de la valoración de los alumnos o
de los padres. El texto se ha dividido en cuatro partes: clima del centro, tipos de conflictos, causas de los conflictos y valoración de la situación de las familias
por parte de los profesores.
La primera parte trata de la valoración del clima del centro y consta de
cuatro apartados diferenciados: las relaciones sociales entre los alumnos y entre
los profesores y los alumnos; la participación de los alumnos en la elaboración
de las normas; la opinión sobre las normas del centro y su eficacia y el
compromiso del centro en la educación para la convivencia.

La segunda parte describe los principales conflictos que, a juicio de los
profesores, existen en los centros docentes. Cuatro tipos de conflictos se
establecen: las conductas agresivas de los alumnos hacia sus compañeros, las
conductas agresivas de los alumnos hacia sus profesores y las conductas
agresivas de los profesores hacia sus alumnos.

La tercera parte aborda las causas de los conflictos y la forma de
afrontarlos. En relación con las causas, se pregunta a los profesores sobre si las
razones de la situaciones conflictivas que se producen en los centros están en
que ellos eluden sus responsabilidades o más bien en que los alumnos son
conflictivos o que las familias son demasiado permisivas. Sobre la forma de
resolver los conflictos se pregunta sobre si es principalmente a través del
diálogo o por medio de las sanciones.

La cuarta y última parte tiene que ver con la valoración de las familias
por parte de los profesores. Sobre dos temas se les pregunta a los docente: si
creen que las familias prestan suficiente atención educativa a sus hijos y si
existe un buen clima de convivencia y de comunicación entre padres e hijos.

Finalmente, se destacan en un último apartado las principales
conclusiones que derivan de la encuesta realizada.

Estudio completo - 507.2 KB

Estudio completo
71 páginas

Estudio patrocinado por el Centro de Innovación Educativa (CIE-FUHEM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *