La implantación de las TICs en el IES “Calamonte” de Extremadura

Director del IES Calamonte
diegomartina@edu.juntaextremadura.net
Profesor de Geografía e Historia del IES Calamonte

juan.sanguino@edu.juntaextremadura.net
IES Calamonte. Calamonte. Badajoz

Se trata de un texto con información detallada sobre el proceso de introducción de las TIC en las escuelas por parte de la Junta de Extremadura. Se habla también de los programas europeos y de la decisión de introducir el software libre en la educación a través de Linex.


INTRODUCCIÓN

La importancia de las nuevas tecnologías en el momento actual es tal que
desde todos los sectores (sociales, culturales, económicos, políticos, etc.) se
insiste cada vez más en la irrupción de un nuevo modelo cuyos parámetros se
inspiran en la Sociedad de la Información, entendiendo ésta como: Un estadio
social caracterizado por la capacidad de sus miembros (ciudadanos, empresas y
Administraciones Públicas) para obtener, compartir y procesar cualquier
información por medios telemáticos instantáneamente, desde cualquier lugar y en
la forma que se prefiera. En este contexto, el valor que representa el acceso a la
Sociedad de la Información desde los centros educativos para la sociedad
extremeña es hoy en día incuestionable.

El sistema educativo extremeño se encuentra en una situación de gran
convulsión. Durante el curso 2002-2003 se han abierto doce centros dotados de
las denominadas “aulas tecnológicas” y cuya principal novedad consiste en
proporcionar el acceso real de los alumnos al mundo de las Tecnologías de la
Información y la Comunicación (TIC) a través de los ordenadores, poniendo un PC
por cada dos alumnos. Este plan, inicialmente pensado para llevarlo a cabo en el
periodo 2002-2006 se ha visto extraordinariamente acelerado, de modo que en el
curso 2003-2004 todos los institutos extremeños cuentan con este novedoso
sistema. No existe ningún precedente de un uso tan masivo y extendido en ningún
lugar. Somos, por tanto, pioneros de una nueva realidad educativa, lo que sin duda
puede hacernos sentir el vértigo y el atractivo de lo nuevo, pero también el miedo
a lo desconocido. No hay modelos que imitar, existe una realidad que inventar.

La apuesta extremeña de incorporación de las TICs a las aulas no nace de la
nada, se inserta dentro de un análisis profundo de los cambios que nuestro
mundo está viviendo desde finales del milenio pasado y que está transformando el
paisaje social de la vida humana. Una revolución tecnológica, centrada en torno a la información, está modificando la base material de la sociedad a un ritmo
vertiginoso.

Autores como Castells, han analizado con profundidad el cambio que supone
la introducción de las TICs en la sociedad actual (CASTELLS, 1997; CASTELLS,
2001a; CASTELLS, 2001b). Para este autor la productividad y la competitividad
son, en general, una función de la producción y del tratamiento de la información.

Las actividades económicas fundamentales tienen la capacidad de funcionar
como una unidad en tiempo real y, aunque la mayoría, de los puestos de trabajo
son locales o regionales, las actividades económicas cruciales (mercados de
capitales, la ciencia y la tecnología, la información, etc.) están interconectadas en
un sistema mundial de suministros y producción que condiciona el destino de
todas las economías y la mayoría de los trabajos.

Las nuevas TICs basadas en la microelectrónica, las telecomunicaciones y los
programas de ordenador creados para el funcionamiento en red proporcionan la
infraestructura de esa nueva economía. Y aunque la internacionalización de las
economías no es un hecho nuevo (pueden rastrearse desde el siglo XVI), la
infraestructura sí lo es (CASTELLS, 2001a: 81-82)

Es, en resumen, una cara más de lo que se viene denominando globalización.
Las economías de todo el mundo se han hecho interdependientes a escala
mundial y se ha modificado el papel de la economía, el estado y la sociedad.

La
dimensión espacial se ha roto. La distancia ahora se mide por el tiempo y en un
futuro muy cercano gran parte de la sociedad utilizará las TICs en su vida diaria.

Se demandarán profesionales que sepan usar estas herramientas y cada vez
serán menos las actividades realizadas que escapen de la órbita de las nuevas
tecnologías. En el análisis de la Unión Europea el bienestar social y el progreso
económico futuro están estrechamente ligados al empleo de las TICs. Merece la
pena que dediquemos unas páginas para comprender las razones profundas de
por qué se incorpora la informática a la enseñanza.


Por Diego Martín Arce y Juan Sanguino González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *