La alfabetización en América Latina y la carta del CEAAL

* ¿Nos interesa la Alfabetización y la Educación de Jóvenes y Adultos?

* ¿Habrá o hay una competencia para ver cuáles son las mejores experiencias con mejores resultados en su concepción, logros, continuidad, metodologías, materiales, recursos, eficacia, calidad, equidad?

* ¿Cuáles serán o son los resultados de los métodos utilizados en Bolivia, Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Argentina, Brasil, Nicaragua, por ejemplo? ¿En qué basamento pedagógico están inspirados?

* ¿Cuál es el rol y competencias en la participación de las comunidades, organizaciones de la sociedad, y de las instituciones populares, de los estudiantes, de los gremios docentes, de las organizaciones campesinas? ¿Han sido o son consultados para su compromiso, y qué condiciones y cómo han sido o son hechas?

* ¿La participación ciudadana será considerada en las fases de la formulación de los planes, proyectos, presupuestos?

* ¿La participación en el seguimiento, fiscalización, monitoreo y evaluación de la gestión y ejecución?

* ¿Será o es utilizada por motivos o intereses políticos partidarios?

* ¿Los planes serán, presupuestos, objetivos, metas y resultados serán difundidos a la población?

* ¿Tendrán o tienen mecanismos concretos para la rendición de cuentas?

* ¿Estarán o están articuladas dentro de los Proyectos Educativos Regionales, municipales y locales?

* ¿Tendrán o tienen criterios de eficiencia, calidad, transparencia, concordancia con las políticas regionales descentralizadas y autónomas asegurando la continuidad del proceso educativo?

* ¿Serán o son sus acciones escolarizadas, paralelas y reducidas al aula, o están inscritas dentro de un movimiento popular de base? ¿Serán o son administradas y burocratizadas por los órganos del Estado?

* ¿Podremos hacer un estudio comparativo? Pues hay una investigación sobre este asunto de parte del CREFAL-CEAAL, encargado a la Dra. Rosa María Torres, ex-Ministra de Educación del Ecuador, y que dirigió el Plan de Alfabetización en su país.


Carta abierta a los gobiernos y pueblos latinoamericanos: El túnel y la luz. El gran desafío de todos y todas:

La alfabetización latinoamericana

En muchos países se batalla intensamente contra el analfabetismo: ’Fue como salir de un túnel hacia la luz’, exclamó la Señora Eugenia quien aprendió a leer y escribir a los 65 años. ’Yo no sabía hacer ni una raya, nunca había ido a la escuela. Hoy le escribí una carta a mi mamá. Ahora que he aprendido a leer y escribir me siento realmente gente, antes no me sentía gente’. Héctor (52 años). ’Yo no conseguía trabajo porque no sabía nada, ahora sí porque ya sé leer y escribir. A los que no saben leer ni escribir, les diría que vengan a aprender, porque es fácil y lindo…sino, hasta los voy a buscar!’.Pablo (21 años). ’No saber leer y escribir es como tener una discapacidad, es como no tener visión, es como estar ciego. Tengo una hija de seis años que comenzó la escuela y quiero ayudarla en las tareas…ésa es mi angustia’ – Marta (34 años).

Ellos y ellas, resumen la fortaleza de las palabras en labios y manos de la gente que emerge de la exclusión y se empina hacia la vida. Por ellos y ellas es importante ubicar la Alfabetización, y la Educación de Adultos y Jóvenes efectivamente en todos los niveles de los sistemas educativos y en los esfuerzos para el desarrollo integral de Nuestra América.

Pero todavía queda mucho por hacer. La existencia en pleno siglo XXI de cuarenta millones de personas que no saben leer y escribir, el 11% del total de la población adulta latinoamericana y caribeña, y 110 millones de jóvenes que no han concluido la educación primaria, por lo que son semianalfabetos o analfabetos funcionales, constituyen motivos más que de sobra para decir basta ya de desigualdad en la región , escribir esta carta y demandar a los gobiernos y a la sociedad que respondan con eficacia frente a esta dramática expresión de inequidad y exclusión.

Es bueno recordar que el analfabetismo es la máxima expresión de vulnerabilidad educativa. El problema del analfabetismo se plantea en términos de desigualdades: la desigualdad que existe en el acceso al saber está unida a la desigualdad en el acceso al bienestar. También está asociado a la ausencia de oportunidades de acceso a la escuela, y su problemática tiene relación con la baja calidad de la enseñanza escolar y con los fenómenos de repitencia y deserción.

La alfabetización significa además el disfrute del derecho a la educación, como condición importante para impulsar la ciudadanía activa en esa gran masa de personas, que podrían aportar sustantivamente tanto en la construcción del desarrollo con equidad como a la democratización de la democracia. Como afirma Pablo Freire: ’Una visión de la alfabetización que va más allá del ba, be, bi, bo, bu. Porque implica una comprensión crítica de la realidad social, política y económica en la que está el alfabetizado’… la alfabetización es más, mucho más que leer y escribir. Es la habilidad de leer el mundo, es la habilidad de continuar aprendiendo y es la llave de la puerta del conocimiento’.

Los Gobiernos de nuestros países se han comprometido a destinar recursos importantes en aras de una reducción significativa del analfabetismo, ya sea en el cumplimiento de las metas de Dakar de Educación para Todos; de los objetivos Desarrollo del Milenio; del Proyecto Regional de Educación para América Latina y el Caribe (PRELAC) o en el marco del Decenio de las Naciones Unidas para la Alfabetización, sin embargo, se constata una lentitud preocupante en los avances que se realizan en materia de alfabetización.

En la reciente XV Cumbre Iberoamericana en Salamanca, España (14-15 octubre 2005) los Presidentes se comprometieron con el impulso de un Plan Iberoamericano de Alfabetización con el objeto de declarar a la región latinoamericana territorio libre del analfabetismo entre los años 2008-2015, esta tarea fue encomendada a la Secretaría General

Iberoamericana (SEGIB) y es coordinada por la OEI. El CEAAL, al igual que otras redes, participó en el Encuentro Cívico Iberoamericano que se realizó articulado a esta Cumbre, y donde se comprometió a incidir en la propuesta del Plan de Alfabetización.

Para el CEAAL este Plan de Alfabetización debe ser entendido como el primer paso en la dirección de asegurar el derecho a educación básica a los jóvenes y adultos. Por esto el compromiso de los gobiernos debe ir mas allá de la tarea de alfabetizar pues debe asegurar políticas que aseguren su continuidad.

El tema de los derechos humanos debe ser el eje articulador de la iniciativa en el sentido de enfatizar que la alfabetización entendida como una nueva lectura del mundo y de la palabra, debe crear mejores condiciones para el ejercicio de una ciudadanía activa. La iniciativa del Plan debe incluir una fuerte coalición de los gobiernos nacionales con fuerzas de la sociedad civil que se comprometan con tales metas.

En el marco de una coyuntura latinoamericana astillada de contradicciones, el CEAAL constituye hoy en día, en base a un acumulado de 30 años de existencia, la más amplia red continental de ONG relacionada al tema educativo en sus diversas variantes en una perspectiva transformadora. Diversos centros afiliados, colectivos, redes, programas, y amigos del CEAAL han tenido y tienen experiencias significativas de Educación Popular que pueden aportar a incidir en que este Plan de Alfabetización se realice desde una perspectiva metodológica, participativa, crítica, dialógica e intercultural involucrando como sujetos a las 40 millones de personas que no saben leer ni escribir. Así, en este año 2006 CEAAL y CREFAL realizan un importante estudio sobre el Estado del Arte de la Educación de Jóvenes y Adultos (educación popular) en 21 países latinoamericanos, que servirán de base para inventariar las capacidades instaladas y potenciales en las diversas sociedades nacionales, y además, CEAAL – UNESCO – CREFAL convocaron exitosamente el concurso latinoamericano de experiencias de alfabetización.

No existe justificación alguna para no poner punto final al analfabetismo, e incluso los países de bajo analfabetismo deben considerar suyo el problema, pues mientras existan iletrados/as en Nuestra América la responsabilidad es de todos, por elemental sentido de fraternidad histórica, y porque la solidaridad mueve montañas. Hoy existen buenas condiciones y oportunidades para impulsar la formulación, desarrollo, seguimiento de un plan para superar el analfabetismo de jóvenes y adultos a nivel continental, que contribuya efectivamente en contenidos y metodología en incorporar a la lectoescritura y a mayor conciencia de sus derechos humanos, a los hombres y mujeres latinoamericanos que no saben leer y escribir por la condición de exclusión de la que han sido víctima.

CEAAL, en conjunto con ALOP (Asociación Latinoamericano de Organismos de Promoción), PIDHDD (Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo), LA LIGA Iberoamericana de Organizaciones de la Sociedad Civil y los abajo firmantes, instan y exigen a los gobiernos latinoamericanos el cumplimiento del compromiso adquirido en la Cumbre de Salamanca y a ratificarlo a través de acciones concretas en la próxima Cumbre de Montevideo, este año. A la SEGIB y OEI a desarrollar de forma efectiva e incluyente la tarea a ellos encomendada. Llamamos a las diversas instancias de la sociedad civil, movimientos sociales, ciudadanía activa en cada país latinoamericano y del continente a articularnos y coaligarnos para incidir, proponer y participar coherentemente en las acciones necesarias para que América Latina, sea ¡al fin! territorio libre de analfabetismo.


Por José Rouillon Delgado. Red Paulo Freire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *