Entrevista al Consejero de Educación de Castilla-La Mancha: “La Educación que tenemos hoy ha sido posible gracias al esfuerzo de todos”

José Valverde Serrano, Consejero de Educación y Ciencia, profesor de Filosofía, conoce la educación de Castilla-La Mancha desde la reflexión de quien planifica, negocia, busca lo mejor y lo gestiona, y, muy especialmente, desde la perspectiva de quien está permanentemente en contacto con las diferentes personas que conforman la comunidad educativa en cualquiera de los rincones de la Región.

Parafraseando a Antonio Machado, al andar se hace camino y al volver la vista atrás? ¿Qué se le queda en la retina al Consejero de Educación y Ciencia y a la persona, José Valverde, en estos ocho años con responsabilidades en la Educación regional?

R.- Al volver la vista atrás encuentro una profunda satisfacción como persona, como político y como Consejero de Educación. No se pueden deslindar unas experiencias de otras, porque son emociones que se sienten y se perciben juntas. Es evidente que, como persona, ha supuesto una lección permanente, un aprendizaje continuo, sobre todo en el trato con tantas personas. Creo que han sido unos años en los que ha sido preciso dialogar, negociar y acordar y hacerlo con inteligencia, que es habilidad, con serenidad, que es fortaleza, y con mucha sensibilidad, que es respeto por las opiniones ajenas.

En cuanto a la educación en Castilla-La Mancha, al comparar lo que había con lo que hay, lo que siento es una profunda satisfacción porque el cambio a mejor es tan grande en infraestructuras, en colegios, en profesorado, en medios, en desarrollo legislativo, en programas de calidad que lo único que se me ocurre es dar las gracias al gran número de personas que ha aportado su esfuerzo y su trabajo para que hoy estemos donde estamos. Porque la educación que tenemos hoy ha sido posible gracias al esfuerzo de todos.


P.- Diálogo, negociación, acuerdo?pero sobre todo acción. ¿Qué equilibrio ha mantenido esta balanza en estos años de gestión?

R.- Nunca he sido partidario del ordeno y mando. No es ni educativo ni eficaz. Creo que no ha habido ni una sola acción educativa de las que hemos llevado a cabo que no haya pasado por el diálogo con las personas responsables que tienen el derecho y deber de opinar, ya sea en las mesas sectoriales, en el Consejo Escolar o en los otros muchos foros en los que la educación tiene protagonismo y responsabilidad. Estoy convencido de que el acuerdo refuerza siempre cualquier iniciativa, y un buen ejemplo de ello lo tenemos en el reciente Acuerdo por la Convivencia que hemos firmado en nuestra Comunidad Autónoma, que supone el compromiso de toda la sociedad para fomentar unas buenas relaciones de convivencia entre nuestros escolares.

P.- Dice el saber popular que ?obras son amores? y también ?por sus obras los conoceréis?. Es evidente que en Educación las obras no son un discurso ¿verdad?

R.- Evidentemente, las obras son más que un discurso. Ahí está la inversión que hemos llevado a cabo estos años. Son cifras que marean. Pero siempre hemos considerado, desde el gobierno de Castilla-La Mancha, que emplear recursos económicos en educación no es un gasto sino una inversión, la mejor inversión que se puede hacer. Y por obras no entiendo sólo la construcción y mejora de centros educativos, que ha sido una acción a la que hemos dado prioridad, sino también el aumento de profesorado, aunque se ve menos, el transporte, los comedores, los libros de texto gratis, las tecnologías, la conectividad, la formación permanente, la ordenación del sistema educativo, que también es importante.

P.- Las cifras y los indicadores ponen de manifiesto que nunca esta Región tuvo tanta educación y en tan buenas condiciones. ¿Cómo se valora esto con perspectiva objetiva?

R.- Los indicadores son cifras frías que reflejan la realidad de una manera objetiva. Es cierto que hemos escolarizado en una plaza gratuita a la generalidad de la población a partir de los tres años, algo inimaginable hace algunos años. Es cierto que tenemos una de las ratios profesor/alumno más baja de España. Es cierto que tenemos una red de centros que se está modernizando a pasos agigantados. Sin embargo creo que lo más importante, y esto no sé si lo reflejan los indicadores, es que estamos logrando un servicio educativo que tiene su base en la igualdad como principio, en el respeto a la diversidad y en la equidad como principio para conjugar igualdad y diferencia en la provisión de oportunidades y recursos.

P.- Invertir en educación es hacerlo en desarrollo económico para la Región y en aumento del bienestar de las personas. Se ha puesto mucho y se ha conseguido mucho. ¿Qué caminos se abren en el horizonte?

R.- Una sociedad bien formada no es aquella a la que se le da todo hecho, sino la que tiene puertas abiertas para favorecer su iniciativa. Creo que estamos construyendo una sociedad bien formada y ofreciendo a la ciudadanía una educación fundamental, capaz de satisfacer las necesidades y los intereses de todos, en todos los ámbitos del desarrollo personal y colectivo. Una de las líneas concretas en las que se debe profundizar es el desarrollo de la Formación Profesional por el gran caudal de satisfacciones personales y de desarrollo continuo que ofrece.

P.- En una Región tan grande como la nuestra, tan diversa, ¿cómo ha sido posible realizar una política educativa en la que se haya combinado equidad con excelencia?

R.- Sólo hay una manera de actuar si se quiere llevar una educación de calidad a todas las personas, independientemente de donde vivan, gastando más allí donde se necesita más. La LOE dedica un título a la equidad de la educación. Creo que en Castilla-La Mancha, desde que tenemos transferencias, hemos tratado de conseguir una educación de calidad para todas las personas. Aquí la educación es más cara que en otras regiones en las que la población se concentra más. Pero nosotros hemos entendido la gestión no dando a todos lo mismo, sino dando más a quien más lo necesita. Creo que la calidad no debe ser el privilegio de unos, eso sería una injusticia.

P.- Ha habido un significativo aumento de programas que mejoran la calidad del servicio educativo que reciben los alumnos y alumnas, además de la impresionante inversión en infraestructuras, pero quizá han sido las acciones relacionadas con la evaluación: del sistema, de los centros, del profesorado, la evaluación diagnóstica? las que han están sirviendo para avanzar en una mejora permanente, sabiendo siempre lo que hay que hacer. ¿Qué opinión merece este asunto?

R.- La mejor manera de actuar con objetividad y no dar palos de ciego es el conocimiento de la realidad en todos los sentidos. Creo que el conocimiento real de nuestros centros y del funcionamiento del sistema educativo que nos ha proporcionado la tarea evaluadora es esencial para establecer políticas educativas correctas. Evaluar significa para nosotros esencialmente conocer la realidad para mejorarla. Siempre hemos pretendido un sistema educativo moderno y eficaz en la gestión de sus recursos, que esté basado en el principio de justicia y orientado a lograr la satisfacción de quienes estamos implicados en él, especialmente los estudiantes, el profesorado y las familias. Para lograr esto no hay nada más necesario que partir de una buena evaluación.

P.- Sin duda el programa educativo más social y que más trascendencia popular ha tenido, pues ha sido pionero en España, es el de la gratuidad de los libros de texto. ¿Qué valoración, al margen de la inversión, se puede hacer del mismo?

R.- La gratuidad de los libros quizá sea un programa que se note mucho, que supone un considerable ahorro para las familias y también es un programa que educa a los alumnos en la consideración de lo público, pues deben tratar bien y conservar los libros que utilizan, pues en el curso siguiente tienen que servir para otra persona. Creo que el programa ha resultado bien, pues después de nosotros son otras las Comunidades que lo están implantando con ese mismo espíritu, aunque cada una aporte sus matices.

Además de este programa, me gustaría destacar también el Plan de Lectura que estamos desarrollando en los centros escolares, con los objetivos de que nuestros alumnos se acostumbren a disfrutar con la lectura y mejoren sus capacidades y rendimiento en todas las áreas, así como el de contribuir a convertir nuestra Comunidad Autónoma en una comunidad de lectores.

P.- En Educación todos somos protagonistas y el conjunto de la sociedad tiene responsabilidad educativa y capacidad de opinar. Se ha avanzado en participación: creación del Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, Consejo Regional de Formación Profesional? ¿Es para darse por contentos o es solo un paso adelante?

R.- Es evidente que la posibilidad de participar ha tenido un desarrollo extraordinario. No hay ninguna iniciativa educativa que no se discuta y se enriquezca en diversos foros, ya sea los formales como el Consejo Escolar Regional o el Consejo Regional de Formación Profesional, pero también en muchos otros se escucha y se pone en común las ideas para lograr la educación que todos queremos. La participación es esencial porque implica compartir las soluciones a las que se llega entre todos y, sobre todo, el compromiso de llevarlas a cabo.

Fuente: Portal de Educación. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *