Enseñar, en femenino

ANA GABRIELA ROJAS – Madrid/ El País – Educación

La oferta de estudios de posgrado en género y feminismo no hace más que crecer. El boom comenzó en los noventa, pero se ha acelerado en los últimos años. Una de las razones principales es el establecimiento de políticas de igualdad europeas y españolas, la más reciente la ley contra la violencia de género. Por ello, las instituciones necesitan gente capacitada en asuntos de igualdad, coinciden varias especialistas entrevistadas para este reportaje, entre las que se encuentran directoras de asociaciones feministas y de programas de posgrado.

Las especialistas dicen que falta gente preparada en temas de género para hacer actividades tan diferentes como atender a las mujeres maltratadas, para prevenir el sexismo en las aulas o asegurar la igualdad en los puestos de trabajo. “Que haya personas especializadas en estos estudios es una necesidad. Hay una gran demanda de personas capacitadas para desarrollar los programas de igualdad, que están ya en la agenda social y política”, asegura la directora del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer, de la Universidad Autónoma de Madrid, Virginia Maqueira.

La coordinadora general de la Fundación Isonomía, de la Universidad Jaume I de Castellón, Alicia Gil, asegura que aunque la ley de la violencia plantea la educación en igualdad en todos los niveles educativos, falta personal formado para poder aplicarlo. “Nos parece importantísimo, por ejemplo, que se forme en género a las personas expertas en los comités de evaluación. De otra manera no serían capaces de determinar si se cumple con la perspectiva”, dice. Asegura que la proliferación de los cursos y masters sobre feminismo está muy bien, pero que es necesario que no se queden al margen, en la formación no oficial. Sería una pescadilla que se muerde la cola: “Por una parte hay políticas que plantean la igualdad en todos los niveles, sin embargo, si no hay personal formado, ¿quién va a formar si la universidad no asume esto de manera oficial?”.

La directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, está de acuerdo en que es importante que la educación en género se incluya en la enseñanza regular. Además agrega que la gran oferta en posgrados debe especializarse más. “Habrá que dar tiempo para ver cómo se ordena esta oferta. Tengo confianza que toda la investigación que se hace en feminismo se llegue a traducir en mayores contenidos”, matiza.

La gran mayoría que cursa estudios de género son mujeres. Tanto recién tituladas que quieren especializarse como licenciadas que trabajan ya todo tipo de temas de igualdad, entre ellos maltrato y violencia, pero quieren tener una base teórica, explican las especialistas. Entre las carreras más mencionadas estuvieron Derecho, Psicología, Sociología y Filología. En la ley contra la violencia de género se contempla la formación a los profesores de todos los niveles en igualdad de género. El proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) incluye la asignatura de Educación para Ciudadanía, que aborda especialmente la igualdad entre hombres y mujeres, así como la prevención de la violencia de género. La Fundación Mujeres y la Universidad de Alcalá se han adelantado a estas leyes y desde hace dos años imparten un curso de verano para que los profesores “sepan intervenir cuando detecten conductas sexistas”, explica una de las profesoras, Rosa Miguel.

La directora de la Oficina para la Igualdad de Género de la Universidad Complutense de Madrid, Ana Sabaté, dice que las especialistas comienzan a hacer previsiones sobre una posible formación de profesores, pero no se puede hacer mucho hasta que la LOE defina contenidos y quién la impartirá. Lo que sí asegura es que hasta los 14 años en el sistema educativo hay una separación muy grande entre los niños y las niñas, que deja a éstas en desventaja. “Hay diferencias biológicas, básicamente la reproducción, pero todas las demás son socialmente construidas”, asegura.

La portavoz de la Red Feminista contra la violencia de género dice que los contenidos de la asignatura de Educación para la Ciudadanía son insuficientes y que “cada colegio debería tener como mínimo un responsable en educación para la igualdad”.

Los cursos sobre igualdad aumentan a medida que crece la demanda de especialistas en género en diversos sectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *