Educación para la paz en el nuevo milenio

El desarrollo de una cultura de paz deberá conllevar un esfuerzo para combatir, superar, eliminar aquello que en la tradición y en subconsciente contribuye a perpetuar y legitimar la cultura de violencia. La noción de violencia se ha ido enriqueciendo con la aportación de autores como Galtung, que han planteado que junto a la violencia directa relacionada con la agresión, existen otras formas de violencia, que proceden de las estructuras sociales, políticas y económicas o de la propia cultura.

Según este autor (Galtung 1998:15) la violencia puede explicarse en términos de cultura y estructura: la violencia cultural y estructural causan violencia directa, utilizando como instrumentos actores violentos que se rebelan contra las estructuras y empleando la cultura para legitimar su uso de la violencia La erradicación de la pobreza, la reducción de la desigualdad, la mejora de las condiciones de vida de los grupos menos favorecidos, el acceso a la educación y todo lo relativo a un desarrollo humano y sostenible, son factores decisivos para la instauración de una cultura de paz. Sin embargo, la paz debe construirse en la cultura y en la estructura, no sólo en la mente humana, porque la violencia directa refuerza la violencia estructural y cultural. (Galtung 1998:16)

La investigación para la paz desde sus inicios ha analizado el conflicto y las respuestas posibles para su regulación. Entre sus rasgos más característicos (Rogers y Ramsbotham 2000: 11)5 han destacado su preocupación por abordar las raíces de la violencia directa y por explorar vías para superar las desigualdades estructurales y promover unas relaciones equitativas y cooperativas; la búsqueda de formas pacíficas de resolver conflictos o de transformarlos en situaciones no violentas; también la adopción de un enfoque global y multicultural que abarque las fuentes de la violencia global. En el actual contexto mundial, el campo de actuación de la investigación para la paz es más amplio y complejo. Las grandes transformaciones que se han producido en el sistema internacional con el fin de la guerra fría y el proceso de globalización afectan a la definición de una agenda para la construcción de la paz.

Educación para la paz - 192.5 KB

Educación para la paz

Manuela Mesa es directora del Centro de Investigación para la Paz (CIP-FUHEM)

Fuente: Boletín de Novedades de la [Coordinadora de ONGD Castilla – La Mancha-

Por Manuela Mesa Peinado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *