Cuéntame una ópera

Desde la web y a través de Mirlo, los más jóvenes tendrán la oportunidad de conocer más sobre la ópera. Mirlo propondrá sus juegos y con él conoceremos el trabajo de los artistas que hacen realidad la Ópera.

No te pierdas además de la página web “Cuentame una ópera” la página web de su autora: http://www.georginagarciamaurino.com


Queridos mentes despiertas, oídos atentos, ojos bien abiertos:

Pronto hará 10 años que empecé a escribir e ilustrar mis cuentos a partir de óperas para poner al alcance de los niños sus historias fantásticas y sus músicas emocionantes.

A lo largo de estos años he contado a muchos niños mis cuentos (en escuelas, bibliotecas, librerías…), y algunos fueron editados con éxito.

Así, los niños y mayores que han descubierto conmigo la ópera me han ido animando en mi camino.

Ahora lanzo [cuentameunaopera.com, un sitio donde seguir contando mis cuentos. Y en esta nueva etapa, para dirigirme a los más jóvenes cuento con Mirlo, un pájaro muy sabio que me presentó mi hijo. Él os propondrá sus juegos y con él conoceremos el trabajo de los artistas que hacen realidad la Ópera.

Pero, además de diversión para los pequeños de la casa, me gustaría proponer tanto a pequeños como a mayores curiosos descubrir qué hay en realidad detrás de una ópera: desde la creación de la obra hasta su interpretación en un teatro de ópera. Así, pronto podréis seguir una función como verdaderos aficionados.

Finalmente éste quiere ser un rincón para compartir experiencias y opiniones y para eso contamos con vuestra participación y sugerencias. Músicos, maestros, padres y abuelos aficionados, niños curiosos, mayores interesados… ¡os esperamos!

Georgina García-Mauriño
www.georginagarciamaurino.com

La página ’Cuentameunaopera’ acerca el ’bel canto’ a los niños Añadir

Por Laura Rossell/ Ciberpais 30/marzo/2006

La ilustradora y escritora Georgina García-Mauriño, que afirma que no hay música difícil, recomienda óperas a partir de los tres años de edad

Cuando la escritora e ilustradora Georgina García-Mauriño (Barcelona, 1962) oye hablar de la amenaza de los derechos de autor a causa de la piratería en Internet, explica la otra cara de la moneda. La discográfica con la que tenía firmado el contrato para la edición y distribución de sus disco-cuentos le anunció que sus productos no se iban a vender en México. Poco tiempo después, recibió un correo electrónico de una chelista del Palacio de Bellas Artes de México que le explicaba que, gracias a sus cuentos, su hija se había aficionado a la ópera. Así fue cómo descubrió que sus CD sí se estaban vendiendo en México.

El desengaño con la multinacional no la detuvo en su empeño de que sus cuentos a partir de óperas llegaran a los chavales. Una vez roto su contrato, lanzó www.cuentameunaopera.com, para acercar la ópera a los niños y difundir su trabajo a través de la Red.

“Pretendo aportar un granito de arena a la educación musical, pero también a la emocional”, explica García-Mauriño. “La música en general y, por supuesto la ópera, puede ayudar a ubicar emociones, ordenar sentimientos y afrontar fantasmas”. Los niños pueden leer y escuchar con sus padres o maestros cuentos adaptados de, por ejemplo, La Flauta Mágica, El Barbero de Sevilla y Lohengrin. “Es una página pensada para que los niños la compartan con los mayores”.

“No hay música difícil, y menos para los niños”, sentencia García-Mauriño”. Para el público más pequeño, de entre tres y cinco años, lo principal es que conecten con la emoción de la música y con los sentimientos que expresan los personajes. A esa edad no son tan importantes los entresijos del argumento, según la autora. “Orlando Furioso es perfecta para escuchar y cantar en la época de las rabietas, y cualquiera de las óperas barrocas son buenas para comenzar”. Entre seis y ocho años, la escritora recomienda las óperas de enredos y optimistas como L’Elisir d’Amore. A partir de nueve años, el público infantil ya puede disfrutar con óperas románticas y entender argumentos con personajes con más contradicciones, como La Traviata y Don Giovanni.

“Me ha emocionado mucho un mensaje de un maestro rural de Jaén”, explica García-Mauriño. “Le apasiona la ópera y ha utilizado mi página para iniciar a su alumnado en el género”.

Además de cuentos, la web contiene juegos, entrevistas, noticias, una explicación del proceso de creación de una obra y la posibilidad de adquirir un curso-taller de iniciación a la ópera para escuelas primarias. Hace unos días le escribió un niño madrileño de 11 años: “Soy estudiante, futbolista y ahora me lo paso muy bien con la ópera”.


Una web de Georgina García-Mauriño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *