Convivencia y conflicto en los centros escolares: La situación española

Fuente: Milenio, revista digital
profes.net

ELENA MARTÍN es Catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid

El aumento de los conflictos en los centros escolares ha puesto en el centro del debate educativo el problema del clima de convivencia en nuestras escuelas (Martín y otros, 2002). No deja de ser llamativo que, una vez más, un factor básico de calidad de la enseñanza consiga centrar nuestra atención no por el convencimiento de que es preciso tomar medidas para favorecer en los centros relaciones interpersonales positivas, sino porque los problemas son tan acuciantes que nos obligan a afrontar el tema. Si bien no es el mejor camino, porque lleva a menudo a un enfoque muy poco preventivo, centrado básicamente en solucionar los conflictos y no tanto en modificar sus causas, hay que aprovechar la gran atención que en el momento actual se ha generado en este ámbito para ampliar el foco y situar el análisis de los conflictos en un marco más global de mejora de la convivencia.

¿Qué grado de violencia hay en nuestros centros escolares?

Los programas de mejora de convivencia escolar señalan que un primer paso que es preciso dar es la toma de conciencia de los conflictos que se generan en el centro y del clima de relaciones existente. Por otra parte, en un nivel de análisis más general, referido al conjunto del sistema educativo, es importante que las administraciones educativas y la sociedad tengan una información que les permita valorar la “salud” de las instituciones escolares en este aspecto. Por todo ello, los estudios de incidencia que permiten ofrecer una respuesta, aunque necesariamente parcial, a la pregunta con la que se iniciaba este apartado resultan sin duda de gran ayuda.

Este fue precisamente el sentido del estudio que encargó El Defensor del Pueblo (2000). La muestra del estudio estaba constituida por 300 centros de secundaria elegidos de acuerdo a tres variables: contexto (urbano-rural); titularidad (pública-privada) y distribución proporcional en las diferentes comunidades autónomas (1). En cada una de las escuelas se seleccionaron al azar dos estudiantes -un chico y una chica- de cada uno de los cuatro cursos de la etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), o de los cursos correspondientes en el sistema de la Ley General de Educación. Se eligieron otros dos estudiantes más en cada escuela para completar el número necesario en la muestra, haciéndose rotar el curso en cada centro. Los diez alumnos y alumnas contestaban un cuestionario elaborado para esta investigación tras el correspondiente estudio piloto. Además de los datos de los alumnos, en la investigación se recogieron las opiniones de los 300 jefes de estudio de los centros de la muestra, que rellenaron también un cuestionario complementario al de los estudiantes.

El estudio se centró fundamentalmente en un tipo de conflicto, el maltrato entre compañeros por abuso de poder (bullying), si bien también se realizaron aunque con menor profundidad preguntas acerca de otro tipo de problemas en las relaciones personales de los miembros de la comunidad escolar: disrupción, vandalismo, agresiones del profesorado al alumnado, agresiones del alumnado al profesorado, y absentismo.

Artículo completo - 189.7 KB

Artículo completo
5 páginas

Por Elena Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *