Babacar Fall, historiador senegalés :”En internet desaparece la división entre primer y tercer mundo”

Da gusto escuchar a un senegalés, doctor en historia, que ha conseguido triunfar en un país donde gran parte de la juventud emigra a Europa para mejorar su situación. Babacar Fall es profesor en la facultad de ciencias y tecnologías en la universidad Cheikh Anta Diop de Dakar, así como jefe del departamento de Historia y Geografía. Es, además, un innovador y visionario que preside una organización panafricana de promoción del uso de las tecnologías en los sistemas educativos. Dr. Fall, preocupado por la desesperación de los senegaleses que no encuentran trabajo, explica el dicho que más se oye entre los jóvenes de hoy en día: “O Barça o Barzak”, que significa que o vas a Barcelona, lugar que consideran sagrado, o vas al infierno.

-  ¿Sabías que quizá los africanos llegamos a América antes que los europeos?

-¡¿Cómo?!

-  En 1312, Bakary II, mansa del Imperio de Malí, llevó a cabo una expedición para cruzar el Atlántico. Esto fue 180 años antes de que Colón descubriera lo que bautizó como El Nuevo Mundo.

-¿Cómo es que no se sabe nada?

-  Porque la expedición fracasó ya que se hundió toda la flota en las profundidades del océano.

-Un ejemplo que debería enorgullecer a los africanos.

-  En todo África proliferan ejemplos como éste que muchos historiadores han estudiadio pero que, bajo mi punto de vista, sin la fuerza de persuasión necesaria para inspirar, hoy en día, el liderazgo y orgullo del que carece el continente.

-¿Por qué?

-  Porque entre el periodo de Bakary y la realidad de hoy en día, África ha pasado por la esclavitud, la colonización, los expolios, la misera. Una astilla que aún tenemos clavada y que es culpable de que no hayamos podido preparar el continente para hacer frente a la globalización. Esta incapacidad ha obligado a muchos jóvenes a cruzar el océano en busca de oportunidades.



-  Cada día llegan más y más.

-  Según los últimos datos del Fondo de Población de las Naciones Unides (FNUAP), África Subsahariana cuenta con cerca de 16 millones de emigrantes internacionales que representan el 2,1 % de la población total. La organización adiverte que en 2015 uno de cada diez africanos trabajará y vivirá fuera de su país de origen.

-Hazme una fotografía de la realidad de Senegal.

-  Escasa producción en la agricultura, incremento del paro y pérdida de esperanza entre los jóvenes.

-¿Qué hace el gobierno de Senegal para frenar este flujo migratorio?

-  Una de las iniciativas que se está llevando a cabo entre el gobierno senegalés y el español es permitir que ciudadanos senegaleses trabajen una temporada en España. Luego vuelven a su país.

-¿Sirve de algo?

-  Pueden ganar algo de dinero y, sobretodo, adquieren experiencia y experimentan las duras condiciones de trabajo en España. No soluciona el problema pero es un paso.


¿Los que emigran suelen volver?

-  Es difícil para ellos volver porque no tienen los papeles legales que les permita moverse libremente. Si regresan no podrán volver a España. Lo que sí hacen es envíar parte de su sueldo y eso es muy bueno para el país pues representa el 6,7% del PIB de Senegal.


-  Es evidente que ha habido una proliferación de oenegés en África, ¿qué opinión tienes del trabajo que realizan?

-  Hacen un buen trabajo a pequeña escala. Está bien que diseñen proyectos piloto en pueblos y luego sea el gobierno el que los aplique, en caso de ser un éxito, a toda la población.



-  Propones que haya más comunicación entre gobierno y oenegés.

-  Sí. Deben trabajar codo con codo y compartir experiencias. Si dialogan podrán cubrir las necesidades de todo un país. Hay que construir un puente entre las oenegés, las comunidades locales y el gobierno.



-  Eres defensor de las tecnologías para desarrollar los países africanos, ¿qué importancia tienen?

-  Si somos capaces de acceder a la información correcta podremos superar las dificultades. Por ejemplo, si echas un vistazo a los colegios en Senegal te darás cuenta de que apenas tenemos libros. Existe una división entre el primer mundo y el tercero y teniendo acceso a Internet, podríamos solucionarlo. En Internet desaparece esa división pues todos tienen el derecho a acceder a las mismas oportunidades. Los jóvenes podrán conseguir el conocimiento para aprovechar los recursos naturales y jugarán un papel más importante en este mundo globalizado.

-Para acabar, ¿qué consejo le daría a un senegalés apunto de emprender la aventura de emigrar a España?

-  Le diría que el futuro de África está en sus manos, en las manos de los jóvenes, no en la de los europeos o asiáticos. Si se van a Europa han de pensar en volver. Hay que estar arraigado al país de origen y, a la vez, estar abierto al mundo. No podemos contribuir a mejorar el mundo si somos sólo un vagón, tenemos que conseguir que África sea un motor. Y, para acabar, citaría al filósofo Frantz Fanon, “No debemos imitar a europa sino pensar en otra humanidad que oblige a los continentes a mirarnos de otra forma.”

La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *